viernes, 01 de agosto del 2014 - 8:50 Hs.

En Chevallier se solicitan por mes 60 boletos para discapacitados

Edición 754
Publicado el: Miércoles, Noviembre 14, 2012 - 19:34
La Ley 26.028 posibilita a los discapacitados viajar sin abonar pasaje, en todas las empresas de transporte de larga distancia del país, pero una resolución aprobada este año, limita la cantidad de pases por servicio. Por horario solamente puede viajar una persona discapacitada, con el acompañante, si es que así lo certifica el documento que debe ser otorgado en un hospital público. Este beneficio se debe solicitar con una antelación de 72 horas y está sujeto a disponibilidad de asientos. La empresa Chevallier ha detectado casos donde la persona que intentaba viajar no era discapacitada, pero lo hacía con un boleto entregado para esos fines.

Las personas con discapacidad pueden obtener pasajes sin cargo, en todas las empresas de larga distancia del país, con la simple presentación de la documentación que exige la Ley 26.028. A este beneficio pueden acceder todos aquellos que hayan gestionado el carnet que certifica la discapacidad y que es requerido en las ventanillas cuando se solicita el pasaje.
Pero, existen pasos que se deben cumplimentar porque la entrega de los pases no es inmediata y depende de la disponibilidad en cada uno de los servicios.
En el caso puntual de nuestra ciudad, el mayor porcentaje de solicitudes lo recibe la empresa Chevallier a través de su oficina en la Terminal de micros. Mensualmente, se otorgan entre 60 y 70 pases sin cargo, a personas que solicitan viajes a distintos puntos del país, pero el destino que más se solicita es el de Capital Federal.
Este año, una nueva reglamentación limitó la cantidad de personas discapacitadas que pueden viajar en un mismo ómnibus. Uno de los artículos del decreto 118/06 expresa que “para cada servicio, la obligación de transporte se limitará a una plaza para discapacitado y una para su acompañante, si el servicio cuenta con hasta cincuenta y cuatro asientos y de dos plazas para discapacitados y su acompañante si la capacidad fuera mayor”. Con anterioridad, los pases se otorgaban de manera ilimitada siempre y cuando se respetara el tiempo de gestión de las solicitudes.
Con esta nueva disposición, el problema se presenta cuando un mismo horario de viaje es requerido por más de una persona. Para evitar contratiempos, se aconseja que los trámites se efectúen con 72 horas de anticipación o más, para que la empresa pueda ofrecer otros servicios si es que el cupo está completo. En el caso puntual de San Pedro, todos los pedidos se envían diariamente a la sede de la empresa en Capital y es desde ese lugar donde se liberan los pasajes sin costo. Pero, puede pasar que para ese mismo coche ya se hayan presentado solicitudes de otras ciudades. Por ejemplo, desde San Nicolás, Ramallo o Baradero y la prioridad la tendrá quien cumplimentó primero con todos los requisitos.
“Yo le recomiendo a la gente que si tiene tomado un turno con antelación, que ni bien lo tenga, pida el pasaje, nosotros lo mandamos a Buenos Aires para gestionarlo con tiempo. Quiero que entienda la gente que esto es una norma y lo único que hacemos es mandarlo a Buenos Aires y cumplir con el requerimiento”, explicó Miguel Rodríguez, a cargo de la oficina de Chevallier en nuestra ciudad.
La ley no menciona que se deba requerir al pasajero los motivos por los cuales viaja. Aunque un porcentaje considerable lo hace para cumplir consultas médicas programadas, también están aquellos que solicitan diversos destinos para poder pasear y descansar. “Lamentablemente nosotros notamos acá, y la empresa ha detectado, que muchos servicios no se utilizan para el fin que tendría que ser cuando son turnos o consultas médicas. Nosotros tenemos casos de gente que ha viajado a Termas de Río Hondo con una semana de estadía, a Carlos Paz; considero que son viajes de placer. Hay gente que va a Buenos Aires que tiene un comercio y que va a hacer compras”, comentó Rodríguez.
Lo lamentable de estos casos son los “vivos” de siempre que están expectantes de las oportunidades y que no tienen reparos de lucrar con este tipo de beneficios. En la terminal local, la empresa Chevallier ha podido identificar a más de una persona que intentaba abordar un micro con boletos de discapacitados. Luego de una investigación se pudo determinar que los pasajes sin costo habían sido transferidos, pese a que la ley claramente prohibe este tipo de prácticas.

Documentación
Para tramitar un asiento sin costo, el solicitante, deberá presentar el certificado de discapacidad otorgado por una institución pública, fotocopia de su documento y de la persona que lo acompañará, si es que lo requiere. El plazo no debe ser menor a las 72 horas y se aconseja en los casos puntuales de turnos médicos, gestionar con la debida anticipación para obtener el boleto el día que se requiere. “A la gente que tiene un turno ya solicitado con antelación le recomiendo que venga con tiempo, entonces no va a tener ningún tipo de problema”, aclaró Rodríguez, aunque en algunos casos por gestiones personales ha podido conseguir mas de un pase por servicio. “A veces podemos gestionar ante la gerencia algún boleto mas porque sabemos lo difícil que es conseguir turnos médicos; mas de una vez hemos hecho viajar hasta 4 pases por coche. Nosotros cumplimos con las normas de acuerdo a lo que dice la ley y a como se maneja la empresa; lamentablemente cuando no hay cupo, no podemos hacer nada”, sostuvo.